Después de una ardua búsqueda, he comprendido por fin que sólo es necesario dominar Los 4 Pilares de un Blog para llevar a un blog a lo más alto.

He recorrido desiertos infinitos, confundiéndome con espejismos y casi muriendo de sed.

He subido montañas altísimas a hombros de un sherpa que aún me odia.

Me he perdido en selvas ignotas donde me han mordido osos hormigueros, perezosos y otras alimañas.

He viajado a los confines de la tierra en busca de remotos templos para preguntar a los más sabios entre los sabios.

Y todo ello para encontrar el Santo Grial del Blogging.

Por fin, sin miedo a equivocarme, puedo afirmar que conozco la receta mágica.

El secreto mejor guardado por los blogueros que arrasan en sus sectores.

Y voy a compartirlo contigo ahora mismo, joven aprendiz.

Así que siéntate y escucha, que este viejo pelirrojo de 27 años tiene algo muy importante que contarte:

¿Qué es eso de los 4 Pilares? ¿Y por qué solo 4? ¿Por qué no 5… o 10?

¡Ah, joven aprendiz! ¡No trates de entender la verdad absoluta!

Durante miles de años, los sacerdotes blogueros del Himalaya han trasmitido estos cuatro pilares, estos cuatro principios, de generación en generación, sin que nadie se atreviera a discutir si eran 4, 5, 10 o 50.

¡Son 4 y ya está!

4 pilares que explican todo lo importante,

Los 4 Pilares de un blog son sólo el 20% del trabajo que normalmente se hace, pero a cambio aportan el 80% de resultados.

¿Te suena el Principio de Pareto?

Pues aquí funciona tal cual.

Más allá de esos 4 pilares solo hay minucias, cosas que hay que hacer, pero que no son primordiales para que un blog se salga de la media.

Más allá de esos 4 pilares de un blog está el 80% de cosas que no importan tanto porque solo aportan el 20% del éxito de un blog.

los 4 pilares de un blog

Aquí vemos a 4 monjes de 4 monasterios tibetanos diferentes, presentando sus respetos a los 4 pilares del blogging.

Ahora que eres plenamente consciente de ello… ¿Qué vas a hacer?

¿Piensas regir tu vida por los sacrosantísimos 4 Pilares de un Blog? ¿O piensas seguir como el resto de los blogueros y no comerte un rosco? ¿Eh? ¿EHHH?

Ejem, perdona, me he venido arriba.

Bueno, sigamos con las enseñanzas. Veamos cuáles son los 4 pilares de un blog, y a continuación analizaremos cada uno de ellos por separado.

¿Cuáles son los 4 pilares de un blog?

Agárrate a la silla, contén la respiración y aprieta los dientes, porque lo que te voy a contar es alto secreto y no puede salir de esta sala.

Los 4 pilares de un blog son los siguientes:

  1. El Contenido
  2. El Engagement
  3. El Email Marketing
  4. El SEO

Hala. Ya está. ¿Cómo te has quedado?

¿Cómo dices? ¿Que esperabas más?

¿Tú que te crees? Los blogs no dan para mucho más. No hay ninguna técnica secreta ni nada. Son 4 pilares a los que te debes entregar en cuerpo y alma, sólo eso.

¡No, por favor, joven aprendiz, no te vayas! Quédate a escuchar.

Ahora comprobarás por qué los 4 pilares son los más importantes y te enseñaré como sacarle el máximo partido a cada uno de ellos.

los 4 pilares del blogging

Pilar 1: El contenido

El contenido es el rey.

Es una frase que habrás leído a diestro y siniestro por ahí.

Y la verdad es que no hay nada más cierto que esa frase.

A fin de cuentas, sin contenido, nuestros blogs estarían vacíos.

Pero el primer pilar no se basa en que tienes que hacer contenido cualquiera, escribir párrafos y párrafos sin ton ni son y lanzarlos a la red.

No.

Tienes que hacer el mejor contenido que tus conocimientos te permitan.

SIEMPRE.

El mundo de los artículos de 300 palabras, escuetos y sin amor, ha pasado a mejor vida.

Eso pudo servir en 2008. Pero estamos en el 2016 y el blogging camina en una única dirección:

El destino de los blogs es enseñar a los lectores ávidos de aprender

Google lo quiere así. La gente lo quiere así.

Se salvan algunos blogs personales íntimos, pero en general los blogs hoy en día existen para dar respuesta a la necesidad de información de los lectores.

Información que, cuanta más hay en Internet, mejor tiene que ser para poder destacar sobre tu competencia.

Si hay un artículo que habla sobre lo que tú vas a hablar, el tuyo tiene que ser bastante mejor. No un 5% mejor. Por lo menos un 25 o un 50% mejor para destacar bien.

diamond sutra

Aquí vemos un artículo de un blog de éxito del año 868 d.C, con imagen a la derecha en lugar de en mitad del texto, tal y como se estilaba en aquella época.

Es una lucha sin cuartel por ofrecer el mejor conocimiento posible al gran público.

Una lucha por dar lo mejor de ti mismo y plasmarlo en un artículo.

Hoy en día, no hay que hacer buen contenido para triunfar. Tienes que hacer el mejor. - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

Además, Google se empeña en posicionar cada vez más a los mejores artículos, así que ahí tienes otro aliado potencial al que hacer caso.

Así que afina tu prosa, lee mucho (otros artículos o libros, todo vale), aprende Copywriting para mejorar tu estilo, averigua qué les interesa a tus lectores, y escribe, escribe y no dejes de escribir.

No hay blog de éxito sin el mejor contenido.

Este es el primer pilar y tal vez, el más importante de todos, pues todos los otros pilares dependen completamente de este.

¿Has tomado nota, joven aprendiz? Pues sigamos.

 

Pilar 2: El Engagement

Sí, bueno. Engagement no es precisamente una palabra muy oriental, pero nos vale para tratar de definir la relación social de compromiso y bidireccionalidad entre el blogger y los usuarios.

Una cosa está clara: Un bloguero se debe a sus lectores.

Y esto no siginifica únicamente escribir artículos y que los lean.

Implica muchísimo más. Implica un trato directo y constante con ellos, principalmente a través de:

  • Publicaciones constantes en redes sociales
  • Emails personales
  • Participaciones en grupos de temáticas (Grupos en Google+ o Facebook, por ejemplo)
  • Participaciones en foros
  • Respuestas a comentarios en blog propio
  • Comentarios en blogs ajenos
  • Mantener conversaciones en redes sociales
  • Quedadas en persona
  • Llamadas inquietantes a los lectores a altas horas de la madrugada

Etcétera.

Convencion de Bloggers

Aquí podemos ver una convención de blogueros vietnamitas realizando engagement entre ellos.

Como ves, el Engagement toca un montón de palos, por lo que te va a llevar un esfuerzo titánico.

Te lo dice uno que está tratando de volcarse mucho más en el Engagement de lo que se vuelca.

Eso sí, te puedo asegurar, que por poco que se hace bien en el engagement, la respuesta en forma de lectores fieles y nuevos lectores es MUY satisfactoria.

Piensa que escribes para personas, y esas personas, aunque no lo manifiesten, en su interior desean un trato personal como podría darse en la vida offline.

Llevamos un millón de años sobre la faz de la tierra… y solo 10 años con redes sociales, o 15 años con blogs.

¿De verdad crees que vamos a cambiar nuestras relaciones interpersonales en tan poco tiempo?

Si quitas todo lo superfluo, podrás ver que las personas interactúan en internet tal y como lo hacen en la vida real.

Mira por ejemplo lo que se tiende a hacer en las redes sociales:

Publican sus pensamientos en Twitter como se los comentarían a algún amigo si lo tuvieran cerca. Publican en Facebook las fotos de su último viaje como te las enseñarían si tuvieran ocasión de hacerlo. Muestran por Instagram sus momentos tomando un café, porque los cafés en soledad molan menos y siempre es más divertido que otros participen de ello.

¿Te das cuenta? Pues los blogs en el fondo funcionan igual.

Cuando tú escribes en un blog, estás hablándole a otra persona.

Ahora mismo, de hecho, yo te estoy hablando únicamente a ti, querido lector.

Y tú lo sientes como tal. Es una conversación en la que yo estoy hablando quizás demasiado (como el típico amigo plasta) mientras tú escuchas y asientes con la cabeza.

Pero luego falta tu reacción, tu respuesta a mi alegato. Y eso viene en los comentarios, en las redes sociales, en el email o donde se pueda.

Y así, ya pasa a ser una conversación plena.

 

Pilar 3: El Email Marketing

Sin dejar del todo el hilo del Engagement, es importante construir una base de suscriptores amplia que no pare de crecer y con la que tengas comunicación fluida a través del email marketing.

De hecho, joven aprendiz, esa es una de las bases sobre la que se sostiene mi Reto de los 10.000 suscriptores.

El email Marketing se ha considerado siempre un pilar aparte del Engagement porque es sobre el que se sostienen infinidad de blogs que prefieren cultivar la fidelidad de sus usuarios a través del email marketing y abandonan bastante las redes sociales.

¿Por qué? Porque bien llevado, el email marketing funciona a las mil maravillas y casi te puedes permitir prescindir del boom en redes sociales.

Es también uno de los puntos en los que estoy trabajando para mejorar, y aparte de los correos semanales pronto empezaré a utilizar los autoresponders para ofrecerles más valor a mis usuarios.

¿Que qué son eso? Pues una serie de emails que se van enviando de una manera aleatoria a cada lector.

Budista leyendo email

Aquí podemos ver a un lector asiduo a un blog, que acaba de recibir un correo interesante por estar apuntado a una lista de Email Marketing.

De esta manera, no recibe solo las actualizaciones fijas semanales, sino que también recibe otros correos preguntándole por cosas, u ofreciéndole trucos e informaciones extra que no puede encontrar por otras vías.

Las posibilidades son infinitas, y como ves, querido aprendiz, es un pilar al que tengo que darle más énfasis, ahora que he recibido la iluminación.

Así pues, cuida a tus fieles.

Cuídalos y mímalos, empezando por el email y siguiendo por otras vías de engagement.

 

Pilar 4: El SEO

El último de los 4 pilares es el más desconocido para mí.

El SEO, o posicionamiento en Google, es el NIRVANA de todo aquel que quiera dejar su blog en autopiloto.

Imagina un universo en el que sin hacer nada en tu web, siguen llegando visitas constantes e interactuando con tus contenidos.

¡Ah, que gran sueño sería ese, mi querido aprendiz!

Pero el SEO hay que ganárselo.

Ya no solo haciendo un contenido de (perdón) LA HOSTIA, como expliqué en el primer pilar…

Sino también, cuidando mucho los detalles de cada artículo, orientarlo hacia las palabras claves por las que queremos posicionarlo…

Y sobre todo, hacer Linkbuilding.

¿…Link…cuálo?

Linkbuilding. Construcción de enlaces.

Sí, es una práctica ancestral que se usó por primera vez en tiempos de la dinastía china Han (o por ahí), y que consiste en lograr que hayan enlaces por ahí que apunten a tu web.

¿Cómo?

  • Pidiendo permiso (Por favor, señor… ¿le importaría linkar a mi web en su artículo que habla de lo mismo que yo hablo?)
  • Pagando por ello (Por favor, señor… ¿le importaría linkar a mi web a cambio de una suma de dinero generosa?)
  • Haciendo prácticas de Linkbuilding malas que no voy a explicar (El llamado Blackhat, no te lo recomiendo. Google es vengativo y te destrozará tu plan maestro con el que lograste 1000 enlaces de la noche a la mañana, como ya hizo en el pasado y por el que aún hay gente llorando)
  • Currándotelo a morir (Artículos tuyos en otras webs, infografías que se comparten, periódicos, revistas, otros blogs, etc.)

Seguramente habrá más, pero yo me voy a centrar en la primera y en la cuarta. Sobre todo en la cuarta.

Vamos, artículos míos en otras páginas, el famoso Guest Posting que ya mencioné en la revisión mensual del primer mes del reto.

Posicionamiento SEO

Este rechoncho amigo del primer plano no ha hecho un buen posicionamiento. Y claro, luego su espalda se resiente y llegan los dramas. No hagas como él.

Mi consejo es que te lo curres a muerte.

¿Sabes cuántos artículos ha hecho Neil Patel para posicionar su web en un año y medio?

93 artículos en blogs que no son el propio.

¿Y Brian Dean?

55 artículos en otros blogs aparte del suyo.

Hala. Eso son entre 30 y 60 artículos extra que hacen al año aparte de los propios de su web.

Eso sí, con ello consiguen que haya 93 y 55 páginas respectivamente que apunten hacia su web.

Y Google con eso dice: “¡Anda, la web de estos tíos debe ser genial si tantas otras páginas la enlazan!”.

Y con eso tendrás más de medio SEO hecho.

Creo que para empezar a indagar en el cuarto pilar está bastante bien, ¿no te parece?

Además, cuando haya indagado más en el asunto, ten por seguro que traeré una super guía del SEO.

 


 

¡Listo, querido aprendiz!

¡Esto es todo lo que debes saber de los 4 pilares sagrados del blogging!

Domina los 4 pilares de un blog, y no habrá éxito que te rehuya ni gloria bloguera que no te persiga.

¡Espero tus comentarios con ilusión, joven aprendiz del camino al nirvana de los blogs!