En esta Mega-Guía te voy a mostrar todo lo que hay que saber para crear la Landing Page perfecta.

Una página en tu web con la que hacer que los visitantes hagan justo lo que tú quieres.

Esa Landing Page que hará que se multipliquen exponencialmente tus ventas, suscripciones o conversiones de cualquier tipo.

Tienes que conseguir conectar rápidamente con tus visitantes. Tienes enamorarles de un solo vistazo.

Y en esta guía te voy a enseñar cómo enamorarles con la Landing Page definitiva.

Sigue leyendo para aprenderlo TODO de las Landing Pages.

 

1 – ¿Qué es una Landing Page?

Ante la pregunta de qué es una Landing Page (en español Página de Aterrizaje), la definición corta es que se trata de una página diseñada especialmente para recibir en tu web visitas externas que deseas que interactúen de una manera concreto.

Es una página diseñada únicamente para captar leads (suscripciones, ventas, registros, etc. de tus visitantes), o para canalizar visitas hacia donde interesa.

Por tanto, una Página de Aterrizaje trata de centrar la atención en lo que de verdad importa, y desprecia otras cosas de menor importancia, que podrán ser consultadas más tarde en algún otro rincón de la web.

Por ejemplo, aquí debajo tienes un ejemplo de Landing Page típica.

Yo no la consideraría una landing page perfecta, pero se le acerca.

De un único vistazo ya sabemos que se trata casi seguro de una página que ofrece una aplicación móvil…

landing page

 

…aunque cuando la miras con más detenimiento, descubres que en realidad no es más que una Landing Page de prueba.

Una simple plantilla genérica para cualquier empresa de aplicaciones móviles… a la que con pocos cambios ya le valdría como buena.

Ay… ese Lorem Ipsum siempre delata que se trata de una prueba…

Pero más allá de que se trate de una plantilla, la imagen nos muestra un ejemplo perfecto de página de aterrizaje funcional, con una barra de menú y un logo súper simples, un titular que llama tu atención “It’s Amazing” (Es alucinante), un poco de texto aclaratorio, y dos botones para interactuar.

Y a partir de ahí, viene la parte inferior de la Página de Aterrizaje, donde el diseñador ya se puede explayar y hablar un poco más de su flamante aplicación imaginaria para móviles.

Seguro que ya has visto cientos de Landing Pages similares a ésta a lo largo y ancho de los mares de Internet.

Y si hay tantas Landing Pages… es por algo.

Son un instrumento tremendamente útil, como verás a continuación.

 

1.1 – ¿Realmente necesito una Landing Page?

Formulemos esta pregunta de otro modo: ¿Qué pasa si no tienes una Landing Page?

Si por un casual, tu blog o web carece de una Landing Page, estarás condenado a perder la posibilidad de que un montón de tus visitas se desperdicien y no sirvan para nada.

Por el contrario, si tienes una Página de Aterrizaje que funciona, en cuanto tus visitantes llegan tienen la opción de interactuar como tú quieres.

Míralo de este modo:

Imagínate que tienes una tienda en un centro comercial, y que la gente pasa de largo por tu escaparate, el cual no tiene nada de particular que lo destaque sobre los demás escaparates que te rodean.

Ahora imagina que tu escaparate es el más espectacular que se haya visto jamás. Con luces cálidas de colores enfocando tus productos expuestos, una disposición atrevida de las cosas que hay tras el cristal, y hasta carteles llamativos que incitan la curiosidad de todos los que pasan por delante.

¿Crees que entrará más gente a tu tienda?

Escaparate

¿No te resulta curioso un escaparate así? ¿No llama tu curiosidad? Pues así funciona una buena Landing Page. Llama la atención y te invita a interactuar con ella.

Te puedo asegurar que sí.

Pues ese es el espíritu detrás de una Landing Page perfecta.

Puedes poner tu tienda en internet, o tu blog, y esperar a que a los visitantes les de por hacer algo más que mirar…

…o puedes poner el mejor escaparate del mundo mundial y cambiar eso.

O siguiendo con el símil de una tienda física: Puedes ser la típica tienda de barrio oscura y extraña en la que no entras porque no sabes ni qué venden… o puedes ser una tienda luminosa y atractiva que te incite a entrar y quedarte.

Así que creo que ya tienes la respuesta a si necesitas una Landing Page.

¡Sí! La necesitas. Tiene que aspirar a ser una landing page perfecta, la mejor posible.

 

1.2 – ¿Mi página de inicio es mi Landing Page?

Tú página de inicio debería ser UNA de tus Landing Pages, pero no la única.

Por lo general las páginas de inicio de las webs tienden a ser páginas de aterrizaje.

Pero que eso sea así, solo tiene sentido cuando alguien teclea tu dirección web y va a parar a tu primera página.

Escriben tu dirección y van a tu web. Genial, pero…

¿Qué ocurre con tooooooda la gente que llega a tu web por otras páginas que no son la principal?

Ya sea a través de las redes sociales o de la búsqueda de Google, por ejemplo. Son personas que se podría decir que entran por la puerta de atrás de tu negocio.

Todas esas personas se pierden lo que mostrabas en tu Landing Page, porque sencillamente no la ven.

Rara vez tu Página de Inicio es el sitio al que llegan la mayoría de tus visitantes. - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

Por ello, se hace imperativo tener más páginas de aterrizaje por otros lugares de tu web.

¿Cómo? Pues poniendo un banner en tu barra lateral que lleva a una landing page. O un link dentro de tu artículo que lleva a tu landing page. O una landing page que sale automáticamente encima de todo lo demás (y que se puede quitar, claro), cuando llegas a alguna página de tu web, como por ejemplo el plugin Welcome Mat de SumoMe que uso en esta web.

 

1.3 – ¿Qué tipos de Landing page existen?

Hay dos tipos de situaciones en las que te interesa una Landing Page:

  1. Cuando quieres preparar al visitante para una Acción Posterior.
  2. Cuando quieres que el visitante realice una Acción Directa.

En ambos casos, el fin último es el mismo: Vender o conseguir los datos del usuario.

La única diferencia sustancial es que la primera opción da un ligero rodeo para ir conquistándote poco a poco, y la segunda va directa al grano.

Veámoslo con dos ejemplos visuales reales.

Primero, esta Universidad de Portland usa claramente una página de aterrizaje previa a una acción posterior. Es decir, al llegar a su web te anima a pedir información, no a que entres en su universidad.

Es decir, funciona como paso previo, para preparar el terreno para una futura acción. En este caso, tu matriculación en su universidad.

Landing Page

El segundo tipo de landing page que vemos aquí, es una de acción más directa.

Un titular, un subtítulo, y un espacio para que introduzcas tu email, al lado de un botón que te dice que “Te unas a la Fiesta” (Join The Party).

Simples y directos. Los de esta Página de aterrizaje quieren de ti que te registres para formar parte de su comunidad de bloggers.

No buscan dar rodeos y prepararte mentalmente para tu posterior unión a su comunidad.

3

¿Cuál de los dos tipos de Landing Page es el mejor?

No hay respuesta correcta a esa pregunta, hay defensores y detractores de los dos tipos de landing page, con mercados en los que funcionan mejor unos que otros.

Por ejemplo, un coche o una casa necesitará algo más que una Landing Page de compra directa, pues casi nadie va a comprar algo así sin tomarse su tiempo para madurar la idea.

En cambio, para pequeños productos o servicios tal vez sea mejor algo más directo. Que tu visitante tenga que pasar por varios pasos para comprar tus bufandas de diseño, a lo peor consigue el efecto de que se arrepienta de tanto pensárselo.

Pero en líneas generales, si tuviera que darte mi preferido, diría que soy más del sistema de Landing Page más directa.

Como usuario no me gusta que se dediquen a allanarme el camino para la compra. Prefiero las cosas claras y directas.

Sí voy a comprar algo, prefiero que sea en el menor número de clicks posibles. Y es que me conozco, y sé que cuanto más piense sobre una compra, menos probabilidades hay de que la acabe realizando.

Aquí se puede ver también el poder de convicción de una Landing Page de calidad, que con unos pocos textos, videos y/o imágenes es capaz de animarte a una compra directa, en lugar de estar dando un paseo de unas páginas a otras hasta que te vean preparado para comprar.

 

1.4 – Por qué las Landing Pages son fundamentales en tu estrategia de Marketing

Como hemos visto, las Landing Page son una de las mejores maneras que tienen los marketers de tratar de encaminar a los visitantes hacia lo que más les interesa.

Eso te otorga un enorme control sobre tus visitantes, para dirigirlos y encaminarlos hacia la acción que deben tomar.

Incluso aunque tus usuarios hayan llegado a tu web y sepan perfectamente qué buscan… en cualquier caso prefieren ir lo más rápido posible a ese lugar, y las Landing Pages ayudan a ello.

Por tanto, son una herramienta magnífica para cualquier estrategia de Marketing Online que se precie.

En mi caso, yo las uso como vía para canalizar a los visitantes hacia la suscripción, para así potenciar mi Reto de llegar a 10.000 suscriptores.

Sea cual sea tu estrategia de Marketing, ya sea en tu web o en redes sociales, el hecho de incluir Landing Pages aquí y allá es primordial para avanzar en la dirección que más conviene a tu negocio o proyecto.

Desechar las páginas de aterrizaje sería un error muy poco inteligente que te haría perder potenciales clientes o usuarios.

 

2 – Cómo hacer una Landing Page Perfecta

A la hora de hacer una landing page perfecta, parece claro que existe una especie de fórmula mágica replicable que funciona a las mil maravillas.

No tienes más que ver la cantidad de Landing Pages similares que existen por ahí, y la mayoría de ellas consiguen resultados increíbles.

Es incluso raro ver una que se salga de lo habitual.

Pero más allá de los pequeños detalles que veremos en el siguiente capítulo, tenemos que entender un aspecto muy particular del 100% de las Landing Pages.

El Above the Fold y el Below the Fold.

2.1 – “Above the Fold” y “Below the Fold”, lo que todas las Landing Pages tienen en común

Estas expresiones inglesas significan literalmente “Por encima del pliegue (o doblez)” y “Por debajo del pliegue (o doblez)”.

Originalmente se referían a cómo los periódicos de papel se doblaban por la mitad, ofreciendo en su mitad de arriba la parte por encima del pliegue, y dejando no visible la parte por debajo del pliegue, que sólo se podía ver una vez lo desplegabas.

De este modo, la parte que estaba Above the Fold era la más importante, y los que diseñaban los periódicos ponían el logo del periódico y la noticia más importante en la parte de arriba (junto con su ilustración pertinente), y las noticias menos importantes por debajo.

Este concepto se trasladó al diseño web, y si bien ya no hay pliegues que valgan… Se sigue usando para referirse a lo que aparece en pantalla cuando carga la web, y lo que queda por debajo se consideraría que está por debajo de ese pliegue.

Veámoslo con un ejemplo visual de una landing page cualquiera:

above the fold

Si te fijas, la parte Above the fold es donde está lo verdaderamente importante, mientras que la parte Below the Fold se usaría para dar explicaciones más completas sobre lo que ofrece esa Landing Page.

La gran mayoría de las Landing Pages usan ambas partes, pero no siempre es necesario, y se dan casos en los que solo se muestra una parte Above the Fold, si el diseñador considera que con lo que muestra está suficientemente explicado… o si es una landing page de varios pasos, en los que cada paso es una landing page diferente.

Como ves, la parte Below The Fold acepta muchas más posibilidades (casi infinitas), porque no es sino un añadido para completar el Above the Fold.

Pero no te confíes demasiado, eso de tener una parte Below the Fold kilométrica suele ser un error fatal.

Nadie tiene tanta paciencia como para leer tropecientas cosas y ver quinientos gráficos sólo para que te inscribas en un curso o compres un producto.

Cíñete a lo indispensable y pon lo que consideres que es importante para convencer al usuario a hacer la acción que tú quieres, pero no te olvides de que el tiempo es oro y nadie va a hacer caso a una landing page que parece no tener fin.

Si quieres una landing page perfecta vas a tener que ser lo más claro y conciso posible, tenlo siempre en mente.

 

2.2 – Elementos Clave de toda Landing Page Perfecta

Con las Landing Pages, casi se cumple el dicho ese de “vista una, vistas todas”, y es que hay muy pocas diferencias entre unas y otras una vez hemos despejado mentalmente todos los detalles llamativos y nos ceñimos a la estructura básica.

Todas ellas son repeticiones de un mismo patrón por el simple hecho de que es un patrón que está más que comprobado que funciona.

Esto resulta fantásico por dos razones:

  1. No hay que ser excesivamente creativo para sacar una Landing Page perfecta
  2. Las modificaciones que tendrás que hacerle para irla mejorando con el tiempo son mínimas (un texto aquí, un cambio de fondo por allí, un texto del botón por allá… nada demasiado complejo)

Échale un vistazo a este croquis que he hecho para la ocasión:

Partes clave de una Landing Page

Te voy a explicar los puntos más importantes de una Landing Page perfecta:

  1. El Logo tiende a ir en la esquina superior izquierda en el 90% de los casos. Debe estar en una barra superior más o menos diferenciada, para que visualmente no interfiera con el resto de la Landing Page.
  2. El Menú para moverse por el resto de la página no es obligatorio, pero sí cómodo para el usuario. Hay muchas webs que no lo ponen para centrar la vista aún más incluso en la parte importante de la Landing Page. Si tu landing page es la página de inicio, deberías ponerla. Sin embargo, si es una landing page interior, no es tan importante poner la barra de menú, el logo y las diferentes secciones del menú.
  3. El Título es quizá la parte MÁS IMPORTANTE de todas. Tiene que tener un mensaje muy llamativo y que fije la vista en él. Un mal título hará que tu Landing Page pase sin pena ni gloria.
  4. El Subtítulo, la frase que va bajo el título, está ahí para explicar algo mejor el título. Tiene más margen para poner texto, pero tampoco deberíamos pasarnos con el largo. Más allá de tres -cuatro líneas resultaría excesivo.
  5. El texto no es obligado. De hecho, muchas veces no existe, y cuanto más minimalista sea la página, menos existirá.
  6. La foto o imagen para ilustrar el producto o servicio, ayuda a atraer visualmente la atención hacia el visitante. Tampoco es obligatoria, y depende de lo que ofrezca tu Landing Page y el grado de minimalismo que quieres aplicar. (Tal vez tu servicio de limpieza de moquetas no necesita ser ilustrado, por ejemplo).
  7. El botón de acción, con su llamada a la acción dentro en forma de texto. Este botón es absolutamente clave. Su color y su texto tienen que ser lo más atractivos posibles, pues el éxito de tu Landing Page dependerá de si hacen click en él o no. A menudo va acompañado de uno o varios formularios para introducir tu email, nombre, u otros datos necesarios.
  8. Más información. Este punto y el siguiente son, como habrás supuesto por la raya divisoria bajo la que se encuentran, Below The Fold. La gente suele añadir iconos y pequeños gráficos de aspecto sencillo y moderno para tratar de convencer a los usuarios de que realicen la acción clave para la Landing Page.
  9. Los Testimonios siempre han funcionado estupendamente, y son muchas las páginas que los llevan. Que te recomienden algo es una razón muy poderosa para el cerebro humano. Sí, incluso aunque no sepan quién se los está recomendando. Si un señor sale de una tienda y te dice “Qué maravilloso es el producto X que venden aquí”, te sentirás mucho más tentado a entrar y comprar ese producto del que todos hablan. O al menos el señor que te lo dijo y parecía un tipo serio.

Hay muchos más puntos, tantos como la creatividad de los diseñadores de Landing Pages sea capaz de inventar, pero los más básicos son estos que ves.

Los realmente indispensables son los 3 y 7 (Título y botón de acción), y a partir de ahí puedes incluir los que mejor te convengan.

¿Que tu producto es muy visual? Pues más imágenes que colores planos.

¿Que tu servicio es muy poco visual? Pues más iconos, textos e ilustraciones y menos fotos.

Todo dependerá de qué producto o servicio trabajes, pero básicamente el esqueleto es idéntico en todas las Landing Pages, por diferentes que te puedan parecer.

Son lo que adorna ese esqueleto lo que te confunde.

No tienes más que ver todos los ejemplos que ilustran este artículo. Tienen muchísimo en común si te fijas bien.

Eso si, hagas como hagas tu Landing Page perfecta, recuerda siempre tratar de hacer el diseño lo más sencillo posible.

 

2.3 – El Copywriting, tu principal aliado para tu Landing Page

El 90% de los elementos de una Landing Page son textos.

Y como tal, dominar el arte de convencer y enamorar con tus textos es el Santo Grial de cualquier Landing Page perfecta.

Imagina que tienes una Landing page, visualmente arrebatadora, con unas imágenes increíbles y un diseño espectacular…

Imagina ahora que los textos que la componen son ridículos y sin vida, muy vistos o que no enamoran.

“Vendemos el nuevo Dron X423. Cómpralo por sólo 1499€”

O bien…

Nuestra crema con aceite de jojoba y arsénico es chachi pistachi. Cómprala antes de que se acabe”

Si los textos no llaman tu atención, son malos textos.

Si además no destacan sobre textos vistos una y mil veces, estás perdido.

La perfección ni estará ni se le espera.

El ser humano es bombardeado todo el tiempo con anuncios de todo tipo, la mayoría de ellos nada creativos y repitiendo los mismos mantras publicitarios del tipo “Si no queda satisfecho le devolvemos su dinero” y “Oferta válida sólo por tiempo limitado”.

Tienes que innovar. Tienes que ser diferente. Tienes que tener “labia” por escrito.

Mira estos ejemplos de landing page. En primer lugar tenemos a sweeten, una empresa de reformas: “Crea un espacio que ames”

landing page reformas

O este otro de Mylo, una app para vestir con clase. “La ropa masculina, hecha simple” (la traducción literal pierde, claro, pero se entiende el concepto). En una frase ya sabes que es una app que facilita que te vistas con estilo.

mylo

Como ves, estos titulares rompen con el concepto clásico que pudieras tener en mente.

Son más contundentes, con una frase te incitan a seguir leyendo y te dan a entender qué venden y qué les hace diferentes a los demás. Y todo eso en tres o cinco palabras.

Vas a tener que armarte de paciencia y aprender muuuuucho Copywriting, porque a la larga es lo que hará que tus Landing Pages perfectas destaquen sobre tu competencia.

Si quieres saber más del tema, te invito a que leas mi artículo de Copywriting, o que le eches un vistazo a todo lo que tienen que decir Copywriters consumados en español como Rosa Morel, Samu Parra o Diego Artola.

 

2.4 – Menos es más. La tendencia que ha llegado para quedarse

Mira este ejemplo:

SumoMe Landing Page

O este otro:

restaurante

No sé donde oí una vez, que las cosas empiezan barrocas y complejas, y luego se van depurando y simplificando, despojándose de todo lo superfluo hasta quedar sólo lo fundamental.

Pues con las Landing Pages está pasando eso.

Venimos de un pasado donde las páginas de aterrizaje estaban llenas de carteles estridentes, menús a punta pala, textos larguísimos y una página que por mucho que le dieras al scroll hacia abajo parecía que no terminaba nunca…

En cambio ahora, para lograr crear una Landing Page perfecta, estamos entrando en una fase en la que con cuatro elementos vamos bien y no necesitamos más.

Y uno de esos elementos es un fondo de color plano (segundo ejemplo) o en su defecto, una imagen con una capa de color encima semitransparente.

¿Dónde quedan aquellas fotos a toda resolución llenando la pantalla, con señores trajeados de sonrisas brillantes estrechando manos, y chicas guapísimas con auriculares puestos atendiendo tu llamada?

Esas fotos están ausentes y no se les espera.

Toda esta corriente viene dada por dos razones principales:

  1. La primera razón es la tendencia en la tecnología hacia la híper-simplificación. Desde en los gadgets a el estilo de las páginas web, llenas de colores planos y dibujos en lugar de fotos. La corriente del minimalismo no ha muerto ni se espera que lo haga a corto plazo.
  2. La segunda razón es por los datos contrastados de que lo minimalista funciona mejor. No hay que ser un genio para comprender que una pantalla llena de cosas desvía la atención del usuario de lo realmente importante, y que con un poco de esfuerzo, toda esa información que el creador de la Landing Page quiere transmitir, se podría sintetizar y a pesar de ello seguir comunicando lo mismo… o incluso mejor.

Pero claro, sintetizar es complicadísimo.

¿¿Cómo voy yo a explicar mi aplicación de móvil super compleja con apenas un titular y un máximo de quince palabras??, te estarás preguntando.

Lo mismo decíamos cuando empezó Twitter, que nadie iba a poder expresarse bien en 140 caracteres… ¡y mira cómo ha funcionado!

Por ello, es fundamental que tratemos de hacer un ejercicio perpetuo de depuración de nuestras Landing Pages.

Menos es más. Tenemos que tratar de reducir en lo posible lo que aparece en la página de aterrizaje.

Sobre todo, en la parte Above the Fold, esto es, la primera parte que aparece en pantalla, y si ya queremos explayarnos un poco más, podemos hacerlo un poco más abajo.

Recuerda que LO MÁS IMPORTANTE de toda Landing Page perfecta es captar la atención de tu lector en menos de un segundo (Tal y como acabo de hacer yo contigo con ese texto en mayúsculas).

El resto de cosas son menos importantes. Tienen su grado de importancia, pero siempre mucho menor que la primera impresión.

Así que en tus manos está.

Te toca enamorar a tus usuarios con cuatro elementos y dos o tres colores.

No te asustes, eres capaz. Es mucho más fácil de lo que parece, y cuantas más Landing Pages vayas haciendo, más cómodo te irás sintiendo.

 

2.5 – ¿Con qué herramientas puedo hacer Landing Pages?

Existen tres maneras de hacer una Landing Page perfecta:

  1. Haciéndola tú mismo, con conocimientos de programación web (HTML y CSS)
  2. Comprando o bajándote una plantilla y adaptándola en lo posible a tus necesidades
  3. Utilizando una herramienta web de pago para hacerlas tú mismo.

Si eres como yo, con conocimientos de programación limitados, la primera opción la descartas desde el principio.

Y por las otras dos toca desembolsar casi siempre.

Las Landing Pages son una parte muy importante de cualquier estrategia de Marketing, y los creadores de herramientas para hacer Landing Pages lo saben bien…

…y tanto lo saben, que casi todos cobran por ellas, y no precisamente barato.

Aún así, hay plantillas gratuitas que pueden dar el pego, o incluso algún plugin gratuito como WordPress Landing Pages que hacen el apaño, aunque no con los mejores resultados.

Yo sinceramente te recomiendo preparar la cartera, porque si quieres hacer Landing pages que destaquen por encima de las demás, necesitarás tener las mejores herramientas a tu disposición.

Empezaré mostrándote algunas de las páginas más interesantes para descargar plantillas:

1- ThemeforestThemeforest es una de las mejores colecciones de plugins, plantillas y todo tipo de herramientas para montar una página web. Y cómo no, tiene unas cuantas plantillas de pago que se mueven entre los 10 y los 20 dólares. Suelen tener mucha calidad, pero lo malo que tiene es que tienes tú que adaptarte a la plantilla, más que ella a ti. Mira un ejemplo bastante molón de plantilla de Landing Page
themeforest

2- StarbootstrapEsta página ofrece un buen puñado de plantillas gratuitas, que no te harán echar menos en falta a las de pago. Para muestra, la Landing page que ves en esta imagen es una de las que puedes descargarte. Mira aquí cómo es.

bootstrap

3- TemplateMonster es otra de pago, con un precio fijo de 14 dólares. Plantillas para todos los gustos y raro será que no encuentres una que encaje con lo que tienes en mente.

templatemonster

 

Pero si las plantillas no son lo tuyo, y quieres capacidad infinita para hacer las plantillas tal y como las tienes en tu mente, vas a necesitar herramientas de pago. Lo bueno que tienen es que lo que ves lo puedes modificar a tu antojo con sus aplicaciones propias, tremendamente intuitivas y con absoluta libertad creativa:

1- Instapage es la que vengo usando yo desde hace casi un año. No tenía quejas hasta que hace un mes decidieron cambiar los precios y exigirme un pago anual en lugar de uno mucho más cómodo mensual por prácticamente lo mismo. No puedo decir que la recomiendo, porque estoy barajando ahora mismo otras alternativas, pero ahí está y quien pueda permitírsela (29$ el plan básico… multiplicado por 12 meses) es una magnífica aplicación. Aquí tienes mi Guía del Growth Hacking hecha con Instapage.

instapage-eduardoduque

2-Thrive Content Builder tiene algo diferente que mola: Pago único y luego libertad perpetua para hacer Landing Pages. Es un tanto caro (69$), pero el hecho de que sea pago único es muy buen aliciente y todos hablan maravillas de esta herramienta. Probablemente muy pronto me cambie a ella, sobre todo después de estudiarme este pedazo de tutorial de Thrive Content Builder del genial Javier Elices de Monetizados.

thrive landing pages

3- Unbounce es caro como el demonio (49$ mensuales, ¡ay, mi riñón!), pero es otra opción y dicen que su sistema para darle forma a las Landing Pages es fantástico. Si la has probado, me encantaría que pudieras compartir con nosotros tu opinión en los comentarios.

unbounce

 

Con cualquiera de estas opciones tendrás a tu alcance las mejores Landing Pages posibles, donde tu capacidad de escribir Copywriting del bueno, y tu creatividad para dar con la tecla que enamore a tus usuarios, será fundamental para llevar tu página de aterrizaje justo a donde quieres llegar.

 

2.6 – Cómo hacer un seguimiento de tu Landing Page

Es vital llevar un seguimiento de los datos de tu Landing Page, y para eso tienes dos opciones principales:

  1. Si usas una herramienta de pago, es muy probable que traiga consigo un buen sistema de estadísticas. Por mi experiencia, son altamente fiables y recomendables, y controlan muy bien cuánta gente pasa por tu web.
  2. Siempre puedes utilizar Google Analytics y hacer un seguimiento de quiénes entran en tu Landing Page y cuántos hacen click a través de ella.

En ambos casos, lo primordial es hacer tests A/B y hacer pruebas a menudo de si un titular funciona mejor que otro, o un fondo de un color mejor que otro, o una imagen mejor que otra, o cualquier contraste que puedas hacer y medir.

Mira este ejemplo propio de una de mis Landing Pages, donde la opción B tiene un 5,2% menos de conversiones que la A, con un ligero cambio entre ellas.(En la A hay solo una Landing Page tipo Above the Fold, y en la B, hay una parte Below The Fold explicando un poco más de qué se trata)

Estadisticas Landing Page

Esto lo que me dice es que la opción A va por buen camino, pero que un 5,2% de diferencia no es lo suficientemente sustancial para decantarme decididamente por la mejor de las dos, y menos aún con un porcentaje de conversión tan alto en ambas (82.3% y 77.1%)

Como puedes ver, este tipo de análisis posteriores con las estadísticas en mano, te servirá para hacer comprobaciones de lo que va funcionando y de lo que conviene dejar de hacer.

Prueba y error, prueba y error. Growth Hacking del bueno.

No dejes nunca de intentar mejorar tu Landing Page. Las perfección no existe, pero siempre hay que tratar de acercarse.

 

3- Resumen Final

Con esto terminamos la guía, creo que ahora estás más que preparado para lanzarte a hacer tu propia Landing Page perfecta.

Coge alguna de las herramientas o plantillas que te indicaba arriba, pon los elementos indispensables de toda Landing Page y quizá alguno más, desata tu creatividad, aplica copywriting llamativo a tus textos y conecta ya mismo con tus visitantes.

Y por supuesto, no dejes de hacer pruebas y requetepruebas hasta dar con la Landing Page definitiva. Esa que tendrá el 100% de conversiones, el paraíso de cualquier Marketer.

Ahora es tu turno en los comentarios:

  1. ¿Usas alguna otra herramienta recomendable que no haya puesto aquí?
  2. ¿Eres más minimalista o más barroco con tus Landing Pages?
  3. ¿Añadirías algo más a la guía? ¡Ayúdame a seguirla ampliando!