¡Hala! ¡Ha dicho automatizar! ¡Hereje! ¡Blasfemo!

Sí, la automatización es la eterna controversia. Y cuando hablamos de Automatizar Twitter, más todavía. Pero, como todo en esta vida, una dosis de ella no es contraproducente, sino todo lo contrario: Benévola. Y los Growth Hackers saben de la importancia de una buena interacción ligeramente automatizada en las redes sociales.

Automatizar es una palabra muy fea, te dirán los más puristas. Que les zurzan. Yo lo siento mucho, pero mi tiempo es escaso, y no puedo dedicarme todo el santo día a estar pendiente del Twitter, del Facebook o el Google+. ¡Tengo una vida más allá de 140 caracteres!

Además, pasar demasiado tiempo en las redes me quita tiempo para dedicarlo a otros aspectos de mi blog, como escribirte esto, por ejemplo. Y sin contenido, mis redes sociales estarán vacías de alma y valor.

Así pues… ¿Hasta qué punto podemos automatizar ciertas cosas de Twitter sin llegar a convertirnos en robots spameadores sin alma, y además, seguir creando valor?

¿Hasta que punto podemos automatizar en Twitter sin convertirnos en robots? - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

Esa es la pregunta que voy a tratar de responderte en este artículo. ¡Así que agárrate bien que nos adentramos en el mundo de lo que roza lo políticamente incorrecto en Twitter!

1- Automatizar la publicación de Tweets

Déjame aclararte una cruda realidad, así, sin anestesia ni nada:

La mayoría de tus seguidores no prestan atención a lo que publicas.

Sí, esa es quizás la mayor lacra de Twitter. Busca cualquier peso pesado de Twitter, de tu sector en particular, si lo prefieres. Te apuesto un café a que tiene un ratio medio inferior a 1 ReTweet o Favorito por cada 1000 seguidores. De tal modo que: 15000 seguidores, 15 RT o Favoritos por cada publicación interesante. 25000 seguidores, 25 RT o Favoritos.

Los influencers tienen un ratio de 1 RT o Fav por cada 1000 seguidores. ¡Un 0,1%! - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

Seamos sinceros, es un ratio ridículo. ¡Estamos hablando de un 0,1% o menos de engagement por publicación! (engagement es la palabra marketiniana para expresar «compromiso» o «implicación»). En Facebook yo, que no soy nadie, tengo un ratio mucho mejor. Unos 10 Me Gusta por cada 100 seguidores (10% de engagement). O en Instagram, que es incluso mayor, unos 20 por cada 100. (20%).

Ejemplo visual: Rand Fishkin, uno de los pesos pesados del sector del SEO y el Marketing, cofundador de Moz, tiene 234.000 seguidores… y este es un ejemplo típico de algo que comparte. Ni de los más compartidos, ni de los menos. 49 Retweets y 36 favoritos. 85 interacciones en total. Eso es un 0,03% de interacción. Alucina.

rand-fishkin

 

Llegados a este punto, nos encontramos ante una realidad desoladora. Tenemos una humilde cuenta con 100, 500 o 1000 seguidores, y queremos tener notoriedad en Twitter. Pero claro, con este ratio funesto entre manos, nuestras posibilidades tienen demasiados ceros detrás de la coma. ¿Qué podemos hacer entonces?

Respuesta rápida: No preocuparnos tanto por lo que publicamos a nuestros seguidores, sino preocuparnos por lo que publicamos de los influencers

No te preocupes por lo que publicas a tus seguidores, sino por lo que publicas a los influencers - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

1.2 – Influenciando a los influencers

Lo primordial es aparecer en el radar de estos influencers. Pero eso no va a ser pan comido. De hecho, va a ser complicadísimo. Estos señores o señoras con miles y miles de seguidores, no te conocen ni tienen probablemente el más mínimo interés en conocerte, porque por ahora solo eres uno más entre los miles de seguidores que tienen.

¿Qué opciones tenemos?

Bueno, como esto va de automatizar, se me ocurre que podríamos automatizar cada nuevo artículo que ellos publiquen, indicando de paso de quien es el artículo, esto es: «via @nombredelinfluencer» o «artículo de @nombredelinfluencer».

Pero claro, esto es de todo menos personal y con cariño (¿Hay alguna automatización que tenga cariño?). Por lo que podríamos volver a retwitear el artículo del influencer y añadir algún comentario más personal, del tipo «Artículo clave de @influencer para entender blablabla» o «Toda la razón @influencer. Suscribo palabra por palabra de tu maravilloso articulo».

Técnicamente le estarás hablando, te estarás dirigiendo a él, le estarás alabando y encima le estarás dando notoriedad. Salvo que te lo encuentres en persona por mera casualidad y le convenzas para ir con él a tomar unas cañas, creo que esto es lo más cerca que podrás estar de llamar su atención en un primer momento.

Pero claro, te estarás preguntando si retwitear dos veces el mismo artículo no luce un tanto… raro o molesto, ¿verdad? Bueno, piénsalo de este modo: A nadie le molesta que le des notoriedad dos veces. Estás haciéndole publicidad gratuita. ¿Como le va a molestar eso?

A nadie le molesta que le retwitees dos veces. Es promoción gratuita. ¿Como va a molestar eso? - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

Además, es una automatización sana. No tiene efectos secundarios nocivos. Y lo más importante de todo: No es Spam (No es tu blog el que promocionas, por lo que no ganas nada haciéndolo).

Donde debes poner todo tu foco es en la elaboración de los comentarios que rodean el núcleo del tweet. Esto es un arte en sí mismo. Tienes que sonar convincente y llamar la atención del Influencer en apenas cinco o seis palabras, y eso es muy complejo. Pero los escasos 140 caracteres es lo que tienen. Mira el lado positivo, si eres capaz de condensar frases que marquen la diferencia con solo cinco o seis palabras, acabarás siendo un especialista en crear lemas y eslóganes que digan mucho en muy poco. ¿Se podrá poner eso en el currículum?

Pero… ¿cómo hago esa automatización?  Lo que yo hago es utilizar una herramienta de programación de tweets como Buffer (Que es gratuita hasta 10 twits en cola, por lo que yo pago los 10 euros al mes para tener artículos ilimitados en cola y no estar tan pendiente) y combinarla con Feedly (un cliente RSS, gratis, donde añades en categorías todos los blogs que quieres seguir, y como si se tratara de una revista te muestra los artículos de todos esos blogs en un mismo sitio) y, el más importante de todos, IFTTT (If this, then that, es decir, “si esto, entonces aquello”. Una app que automatiza miles de cosas diferentes de manera totalmente gratuita, y a la que debes indicar, en este caso, que cada vez que uno de los blogueros que sigues publique algo (a través de Feedly), lo envíe a Buffer como un twit. El sistema es muy sencillo de seguir y muy visual, así que no deberías tener problemas en configurarlo para que cada vez que uno de los influencers publique un artículo, en tu twitter se publique a través de Buffer. IFTTT para automatizar twitter

2- Automatizar el Seguir a Gente

Meeeec. ¡Error! Si esta guía estuviera escrita en 2013, tal vez te dijera que era una opción (una pésima opción, pero una opción al fin y al cabo). Por suerte o por desgracia, Twitter en persona se empeñó en prohibir esta técnica y hoy por hoy está más que castigada. Salvo que lo hagas en pequeñas cantidades cada día. Hoy 31 usuarios, mañana 16, pasado 24, etc.

Quizás te estés preguntando: ¿Y para qué demonios iba yo a querer seguir gente en grandes cantidades?.

2.1- El principio de Reciprocidad

Bueno, lo cierto es que existe un principio en los seres humanos denominado «Principio de Reciprocidad». Y como Twitter es una extensión informatizada de los seres humanos y sus comportamientos, mucha de la gente a la que seguías, te seguía por el mero hecho de sentirse agradecido por la molestia que te habías tomado o el interés que habías puesto en esa persona.

¡Oh, vaya! Este señor que se dedica a Twittear sobre Lencería para Ancianos y Abducciones Alienígenas, y cuyas temáticas no me interesan nada en absoluto, me ha seguido. ¡Le seguiré yo a él también!.

Por absurdo que te pueda parecer, este es un comportamiento habitual. Esta misma mañana me ha seguido una tipa de Wisconsin que no parece saber ni español, ni tener el más mínimo interés en mi temática, y que se ha dedicado a hacer favoritos varios de mis últimos tweets. Lo curioso es que al investigarla un poco más, resulta que hace exactamente lo mismo con todos.

El Principio de Reciprocidad en Twitter supone que de un número de gente que sigas, algunos te seguirán como agradecimiento - ¡Tuitéalo!

Powered by Vcgs-Toolbox

Pero… ¿Qué aporta eso exactamente? Nada. Bulto. Cantidad en lugar de calidad. Twitteros con una base de usuarios de decenas de miles que, si no lo utilizan ya, lo acabarán usando para hacer SPAM.

Y eso, amigo extraordinario, es tan útil como poner publicidad rancia en las farolas de tu barrio. De cada 1000 personas que pasen al lado, 10 mirarán, y con suerte, 1 persona le prestará especial atención.

Con este sistema… A tus seguidores no les interesará lo que publicas. O al menos, no a la inmensa mayoría de ellos.

Y cuando los que usan este sistema ven que están siguiendo a mucha más gente de la que les sigue (por ejemplo, 6000 siguiendo, 3000 seguidores), hacen limpieza de contactos y equilibran la balanza con apps como Crowdfire (el antiguo JustUnfollow). Eso sí, siempre haciéndolo poco a poco, por lo que decíamos de que Twitter penaliza estos movimientos tan grandes de número de seguidores o seguidos.

Como ves, es un sistema un tanto precario y que yo no comparto, pero aún muy vigente.

2.2 -Seguir a un montón de gente tiene una parte positiva

No obstante, este sistema tiene una contraprestación positiva. ¡Sí, positiva! No todo iba a ser malo, ¿no? Veamos por ejemplo los dos perfiles aleatorios y anónimos que he encontrado por ahí:

Numero de Seguidores en Twitter

¿A cual de ellos seguirías? Al que tiene más seguidores, es decir, el de abajo, ¿verdad? Sí, ese es el poder de los Influencers. El simple número te hace verlos como autoridades en la materia, sin necesitar más pruebas.  No tienes ni foto, ni nombre, ni descripción, ni nada más que unos pocos números para hacer la elección, y aún así, hay algo dentro de tu cerebro que te dice que un tipo al que siguen miles y miles de personas tiene que ser, por narices, mucho más interesante que al que sigan apenas unos pocos cientos.

Lamentablemente, la realidad no funciona necesariamente así, y hay mucho famosete de turno con un timeline que da ascopena con cientos de miles de followers, y twitteros interesantísimos a los que no sigue casi nadie. Y, por triste que esto sea, este segundo grupo es numerosísimo.

Y es por este Síndrome del Influencer (Me lo acabo de inventar, si te descuidas saco una tesis doctoral al respecto), es por lo que existe una carrera suicida en busca de tener la mayor cantidad de followers posible. Hasta a ciertos políticos españoles de renombre les han pillado recientemente con un entramado de cuentas de seguidores falsos detrás, solo para hacer bulto, y que se dedicaban a retwitear únicamente lo que publicaban sus amos.

3- Automatizar tus Mensajes Privados / Respuestas / Favoritos de palabras clave.

Twitter está muy en contra de estas prácticas. Por la sencilla razón de que no aportan gran cosa y solo desbarajustan el sistema básico de Twitter. Los mensajes privados son eso, mensajes privados con conversaciones que no interesa hacer públicas. Las respuestas son respuestas personales, no respuestas de robots. Y los Favoritos de palabras clave son una manera burda de llamar la atención de usuarios despistados. Vayamos por partes:

3.1- Automatizar Mensajes Privados

Una pésima idea. Yo, particularmente, estoy hasta las bergamotas de esta práctica nociva y maligna. Sí, os lo digo a todos vosotros, señores de «Hola @EduDuque. Un placer conocerte. Entra en mi blog y recibe un regalo de bienvenida bit.ly/blablabla», que llenáis mi bandeja de entrada de twitter de tonterías.

Mis mensajes directos están llenos de esta bazofia que no me aporta nada y me genera rechazo. Eso lo único que me dice es que estas personas son spameadores o que han sido muy mal aconsejados. Y a menudo incluso lo hacen rematadamente mal, porque si normalmente ya se nota a la legua que es un mensaje prefabricado y automatizado, hay algunos incluso que, como tienen la versión gratuita de la aplicación que utilizan para automatizar, al final de sus mensajes aparece un «via @Crowdfire» o similares. Indicando que es a través de la aplicación, en este caso, de Crowdfire.

Pero vamos a ver, señores mal aconsejados o spameadores consagrados: ¿De verdad alguien cae en la trampa? Yo entiendo que deben caer algunos, porque si no, no lo usarían. Pero lo único que haces es dar una pésima imagen, personal o profesional, a cambio de algunos clicks en los links que te añaden.

Mi consejo está claro. NO LO HAGAS. Por favor. Y gracias.

Mensajes Privados Twitter

3.2- Automatizar respuestas

Aquí hay una duda razonable. Me explico:

Podría dar por buena una respuesta repetitiva del tipo «Hey @usuario gracias por compartir mi artículo. Si quieres saber más puedes suscribirte en blablabla» o similares. Es semi-spam, pero das las gracias y Pero claro, por mucho que he rebuscado no he conseguido dar con una app que te permita programar eso. Aparte de que habría que poner muchas variables.

Sin embargo, puedes «automatizarla» (sí, entre comillas) copipegando o reescribiendo tú una frase similar y adaptándola al contexto. No es exactamente una automatización, y lleva trabajo ya que tienes que hacerlo muchísimas veces, pero es lo más parecido a automatizar una respuesta.

Pero claro, hacer eso supone casi tanto trabajo como personalizar respuesta a respuesta, con lo cual, yo te propongo que hagas un esfuercito más y no automatices en estos casos.

3.3- Automatizar RT o Favoritos de palabras clave

Esta es una odiosa moda en Twitter desde no hace mucho.

Cuando empecé a mover el blog hace un par de meses, me sorprendí mucho al descubrir que había muchos extranjeros que le daban favorito a mis tweets sobre mis artículos. Luego descubrí que a lo que daban favorito era solo a los tweets que albergaban una de estas tres palabras clave: «Google Analytics», «Marketing» y «Growth Hacking». Si no tenían esas palabras, los favoritos solían provenir de usuarios españoles que me seguían, hacían algún que otro RT o comentario, y parecían interesarse en los artículos.

Fue entonces cuando conocí los AutoFav. Herramientas que automatizan los favoritos o los RT de palabras clave (keywords, en inglés) que dichos usuarios hayan elegido.

La idea es simple. Haciendo un Fav llaman tu atención, y si no controlas del asunto les acabas siguiendo por el ya comentado Principio de Reciprocidad. Te han caído bien, ya que le han dado favorito a alguno de tus tweets. ¡Que majos son!

La cruda realidad es que estos tipos, que ni te siguen ni nada, te han dado favorito para que tu piques el anzuelo y les sigas a ellos.

Bueno, técnicamente no es algo demasiado dañino, pero convendrás conmigo en que no deja de ser un engaño y que, de ser descubierto, te restará puntos de cara al usuario al que le des tu favorito o tu retweet. Lo que es evidente es que muchas veces no sabes ni a lo que has dado favorito, y te podrías sorprender por las cosas tan absurdas a las que le has dado fav y lo que ello diría de ti.

Así que mi consejo es: si puedes, no lo hagas. No deja de ser un engaño que canta bastante.

Conclusiones Finales

Estas son todas las automatizaciones que hoy por hoy podemos hacer valer en Twitter. Como habrás podido suponer, no son la clave definitiva para dar el campanazo en Twitter, pero, desde luego, ayudan bastante. Son sistemas útiles para quitarte trabajo de encima y generar mayor relevancia de tu cuenta de Twitter en ese microcosmos de red social muy particular. A modo resumen, este artículo se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Las Automatizaciones en Twitter te ayudan a tener más notoriedad en la red social con menos esfuerzo
  • Puedes automatizar las relaciones con gente, donde la más efectiva es retweetear a los Influencers o sus artículos.
  • Automatizar seguir a gente es una pésima idea, además de prohibida, pero es evidente que una buena base de seguidores es clave para tener presencia y eco en la red social
  • Automatizar los privados es mala idea.
  • Automatizar las respuestas es casi imposible y no merece la pena
  • Automatizar los RT o Favoritos sirve para llamar la atención, pero el efecto a menudo no es el deseado.

 

Esto es todo por hoy, ahora, te toca a ti.
¿Y tú que piensas sobre automatizar Twitter? ¿Sigues creyendo que es una blasfemia o algo prohibidísimo? ¿O ya lo tenías automatizado de alguna manera?